Wall Street usa a los latinos como fachada para destruir a Herbalife

Por Carlo Maffatt | Watchdog.org

LAS VEGAS —Hace dos años el billonario administrador del fondo de inversión Pershing Square Capital Management, apostó 1 billón de dólares en contra de la compañía publica Herbalife.

Su apuesta fue que Herbalife fracasaría.

Con la esperanza de persuadir inversionistas para que vendieran sus acciones en la compañía, Ackman ha venido repitiendo la acusación de que “Herbalife es la estafa piramidal mejor administrada en la historia del mundo.”

HERBALIFE: Gobierno es usado como arma para destruir a Herbalife

Pero dos años después, la guerra mediática de alto perfil iniciada por Ackman fracasó e incluso le terminó disparando en el pie. Él admitió que el evento donde él presentó el caso contra Herbalife, terminó elevando el precio de la compañía en vez de deprimirlo.

Muchos hubieran tirado la toalla. Pero no Bill Ackman.

En su cruzada contra Herbalife, Ackman ha llevado ahora esta batalla a la Washington D. C.

Por medio de cabilderos de alto nivel, Ackman ha reclutado la ayuda de Demócratas, especialmente aquellos miembros del Caucus Latino. Su meta: Lograr que los legisladores usen los poderes investigativos de la Comisión Federal de Comercio (FTC) para completar lo que la campaña de Ackman no pudo hacer en el mercado libre – La destrucción de una compañía entera.

Respaldado por prominentes grupos Latinos que incluyen a La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos (LULAC) y la Federación Hispana, Ackman armó la fachada ideal para persuadir a la FTC y el público que Herbalife tiene que ser investigado a fondo.

Pero esta campaña de desprestigio ha hecho que muchos empiecen a sospechar que el verdadero motivo de Ackman es manipular el sistema político para beneficiarse económicamente.

“Es aterrador” dice Veronique de Rugy, Investigadora Principal del Centro de Estudios de Libre Mercado Mercatus Center en la Universidad George Mason en Virginia.

“Este es el riesgo que corremos cuando el Gobierno tiene poderes y alcances casi ilimitados,” ella dijo. “Da a individuos el incentivo para usar la influencia del gobierno y manipular los mercados.”

Ella comento que las tácticas de Ackman son “un tipo de capitalismo entre compadres en donde los ricos usan su acceso al gobierno para lograr lo que no pueden lograr en una competencia justa.”

Alex Garza, un Consultor de Negocios Internacionales, comentó a Watchdog vía telefónica desde Abu Dhabi dijo “Pienso que es peligroso que políticos se metan en en asuntos de los negocios y más para ayudar a que este hombre logre sus intenciones torcidas en detrimento del mercado.”

“El Papel del gobierno es establecer condiciones justas, minimizar regulaciones y permanecer neutral.”

La alegación de Ackman que los latinos pobres son el blanco de Herbalife molesta a algunos, pero defensores dicen que es una compañía legítima en donde con una pequeña inversión puedes ganar dos o tres mil dólares al mes y ser tu propio jefe.

Otros aspiran alcanzar mayores ingresos así que reclutan equipos de ventas debajo de ellos. Robert Griffin, un oficial de Policía del Sur de Nevada que ya gana más de 6 cifras con una compañía de ventas multinivel, ahora planea dejar su trabajo en la policía el mes próximo para trabajar tiempo completo en la compañía.

“Tu éxito o fracaso depende de tus esfuerzos y únicamente un punado triunfa en grande. La mayoría se emociona por un par de meses pero después renuncia. Es por esto que muchos ven esta industria con desdén. Pero somos como cualquier otra actividad en la vida. Menos de uno de cada cien de los que practican béisbol viven de él. Es entonces este deporte un Fraude?”

Griffin dice que las minorías son los candidatos perfectos para reclutar. “Es ahí donde hayas gente con hambre de triunfar y abrirse paso para salir de la pobreza.” Añadió “algunos dicen que las compañías que usan el mercadeo de multinivel deberían ser cerradas por ser estafas piramidales. Pero no todas las compañías de multinivel son pirámides. Incluso McDonald pudiera parecer una pirámide ya que el 84 por ciento de sus ingresos proviene de cuotas de franquicias y no de la venta de comida.”

Alicia Sáenz, una ex distribuidora autorizada de Herbalife en Albuquerque, New México dijo: “Lo único que van a lograr todos esos grupos es cerrarle las oportunidades a las minorías, el grupo que dicen quieren ayudar. En mi caso Herbalife me dio la oportunidad y me ensenó a ganarme la vida. Yo ya no vivo de eso, Pero mentiría si dijera que no me funcionó. Aprendí mucho.”

Sáenz añadió “Es lógico que no todos se van a hacer ricos. Pero conozco a algunos que lo han hecho. Eso depende de la dedicación y esfuerzo de cada quien. Que no es eso el sueño Americano?”

Mientras tanto Ackman dice que él no va a lucrar con su maniobra en Wall Street. También dijo a CNBC que las ganancias de Herbalife eran dinero manchado de sangre y que donaría las ganancias a caridad.

“No quiero lucrar con esto,” dijo.

Pero críticos de Ackman pronto apuntaron que él se refería a sus propias comisiones menos gastos y no a las ganancias del fondo de inversión.

Sean cuales fueran sus motivos, documentos gubernamentales revelan que Pershing Square intentó usar al gobierno federal como arma contra Herbalife, gastado $250,000 tan solo este año en cabilderos como Moffett Group, Wexler & Walker Public policy associates, Ibarra Strategy Group and Mayer Brown LLP.

“En la guerra y en el amor todo se vale. Pero esto termina cuando un inversionista recluta al gobierno para involucrarlo,” dijo Ryan Ellis, Director de Política Fiscal para Americans for Tax Reform. “Contratar cabilderos y grupos de presión para incitar a congresistas liberales a ir en contra de tu competencia no es justo. Es Intimidación y debe de estar fuera de las prácticas permitidas para la competencia entre los negocios americanos.”

Rob Port is the editor of SayAnythingBlog.com, a columnist for the Forum News Service, and host of the Plain Talk Podcast which you can subscribe to by clicking here.

Top