U.S.A. puede salir de su crisis…. Si se lo propone

Por Rubém Hofliger y Carlo Maffat | Nevada Watchdog

LAS VEGAS, Nev. —América se perfila a convertirse en el mayor productor de petróleo del mundo y pudiera salir de la crisis económica en la que se encuentra….Si se lo propone.

La agencia de noticias Reuters informo que Estados Unidos depende cada vez menos del petróleo producido en otros países debido a un aumento significativo en la producción de petróleo y gas natural. Esto se debe al uso de nuevas tecnologías como el “fracking” que permite la extracción de gas y petróleo de depósitos de roca sedimentada. Pero esto tiene implicaciones que van mucho más allá de los beneficios económicos.

Desde los años 70’s la producción doméstica de petróleo ha venido disminuyendo. Para satisfacer las necesidades energéticas del país nos hemos visto obligados a importar petróleo de países políticamente inestables, y en ciertos casos, abiertamente hostiles a la cultura y valores estadounidenses.

Nuestros principales proveedores de petróleo son países como Arabia Saudita, Irán, Irak y Venezuela. Estas naciones existen en un estado de frágil paz, y en regiones plagadas de conflictos.

De cierta forma, nuestro país está financiando a los mismos regímenes que van en contra de nuestros intereses globales y de seguridad nacional. Hemos incluso entrado en guerra con algunas de estas naciones tan solo para proteger el suministro de petróleo a nuestro país.

El precio de la gasolina se ha venido disparando en los últimos años debido principalmente a la inestabilidad de las naciones productoras. Cada vez que pasa algo, y siempre está pasando algo en medio oriente, el precio de la gasolina se dispara. Durante la Guerra del Golfo el precio por galón llego a los 5 dólares. Esto crea un efecto de bola de nieve que termina desencadenando el alza de precios en casi todos los productos además de disminuir la competitividad de los productos que exportamos al mundo.

Sin embargo, la crisis económica que comenzó en 2008 tras la caída del mercado hipotecario trajo algunas consecuencias positivas. Una de ellas fue el que obligo los productores norteamericanos a buscar nuevos y más económicos métodos de exploración y producción de energía, y esto ha “volteado la tortilla” geopolítica del mundo.

Es alentador ver lo que Estados Unidos ha hecho en su política energética, Harold Hamm proclama en la revista Forbes: “Ya nunca más vamos a ser extorsionados y mantenidos cautivos como rehenes”.

El Wall Street Journal está de acuerdo con Harold Hamm cuando dice: “Una mayor producción de petróleo da a la política exterior mayor flexibilidad”. Time Magazine dice: “La influencia de la OPEC ha disminuido y el petróleo ya no puede ser utilizado como arma como lo fue hace 40 años”.

Además disminuir nuestra dependencia al petróleo de importación, la producción doméstica estimula la economía y por ende la creación de empleos. Según CNNmoney, estados como Dakota del norte están cosechando los beneficios. Dakota del norte tiene el desempleo más bajo del país debido a la industria petrolera, y ciudades como Williston, se han convertido en lugares que generan trabajos que pagan más de 100,000 dólares al año.

La buena noticia es que gracias a nuevas tecnologías de extracción estamos produciendo cada día más petróleo. Esto abarata el precio de la gasolina, y poco a poco, hará que los precios de las cosas bajen. Esto significa más dinero en nuestra bolsa y una mejor economía que genere empleos.

Aumentando la producción de energía domestica como lo ha hecho Dakota y construyendo métodos para su distribución como el proyecto del oleoducto ”Keystone” es un ejemplo de como Estados Unidos puede salir de la crisis económica….Si se lo propone.

Rob Port is the editor of SayAnythingBlog.com, a columnist for the Forum News Service, and host of the Plain Talk Podcast which you can subscribe to by clicking here.

Top