Exiliados quieren sanciones contra los ‘enchufados’ venezolanos

EN PIE DE BATALLA: Un manifestante contra el gobierno permanece en el suelo junto con otros, mientras es detenido en el enfrentamiento que tuvo lugar 14 de mayo, en una protesta en Caracas, Venezuela.

Por Marianela Toledo | Florida Watchdog

MIAMI- Los dueños de negocios venezolanos que se benefician de sus vínculos con el gobierno socialista de Nicolás Maduro, mientras que viven la buena vida en Florida están en la mira de los legisladores federales.

A ellos se los conoce como “los enchufados”.

En un reporte reciente, propietarios de la cadena venezolana Goblovisión -una red comprometida a promocionar la propaganda socialista de ese país – viven en multimillonarias mansiones, poseen automóviles y yates de lujo, derrochando dinero en viajes a Miami.

“Hay dos tipos de hombre de negocios de venir aquí”, dijo el fabricante y vendedor de equipos médicos, Ernesto Ackerman, un venezolano-americano que llegó a Estados Unidos en 1995. “Los empresarios decentes, y el otro tipo, aquellos que se roban el dinero del gobierno venezolano y vienen aquí para hacer negocios. No queremos eso, no necesitamos eso. Es por eso que queremos que el gobierno de Estados Unidos imponga sanciones contra ese tipo de empresas.

“El gobierno de EE.UU. y el FBI tienen las herramientas para investigar a esas personas”, dijo, refiriéndose al software especializado que sigue el rastro del dinero.

Ackerman organizó recientemente un viaje a Washington, DC, para pedir al Congreso que sancione a cualquier persona involucrada con los abusos de los derechos humanos en la nación socialista. Los castigos incluirían la revocación de visados​​, la congelación de cuentas bancarias y la imposición de embargos comerciales.

Dos propuestas fueron aprobadas en el Congreso. El Comité de Relaciones Exteriores del Senado dio luz verde a las sanciones, mientras que un proyecto de ley similar se aprobó en la Cámara.

Pero la Secretaria de Estado Adjunta para el Hemisferio Occidental Roberta Jacobson causó revuelo cuando le dijo a una audiencia en el Senado que las sanciones socavaría los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos en Venezuela.

Dijo que, seleccionar a los culpables sería difícil.

El senador Marco Rubio, republicano de Florida, se ofreció a ayudar Jacobson a encontrar los empresarios con conexiones políticas.

“Ellos viven en Miami, donde poseen mansiones de millones de dólares en Cocoplum”, le replicó. “Conducen autos de lujo y se ríen de ti y de nosotros porque saben que pueden hacerlo con impunidad”.

En una carta al secretario de Estado, John Kerry, Rubio escribió:

“O el Departamento de Estado ha cometido un error, o se basa en información infundada, como su fundamento para oponerse a las sanciones en contra de funcionarios del régimen venezolano, en este momento. En cualquier caso, estoy profundamente preocupado por las señales mixtas y el mensaje de impunidad que la Administración está enviando al régimen Maduro y sus facilitadores mientras la maquinaria de represión eleva la brutalidad de las violaciones de derechos humanos infligidos a manifestantes pacíficos, entre ellos más de 240 estudiantes detenidos la mañana del 08 de mayo – la misma mañana el Comité de Relaciones Exteriores del Senado examinó estos asuntos”.

Ackerman dijo que quiere que el presidente Obama haga lo mismo que hizo con Honduras.

“En un par de horas impuso sanciones contra el ex Presidente Micheleti. Esas sanciones duran hasta hoy”.

Ackerman dijo que no tiene idea de por qué Estados Unidos no sanciona a venezolanos con conexiones políticas, pero cree que puede tener algo que ver con que “la amistad que tiene algunos congresistas estadounidenses con Maduro”.

Mientras tanto, algunos piensan que Venezuela puede adelantarse a Estados Unidos e imponerle sus propias sanciones a las empresas estadounidenses.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, anunció que Venezuela va a presentar una queja formal ante las Naciones Unidas en contra de Estados Unidos por su presunta violación de la Carta de la ONU. El gobierno acusa a altos funcionarios y organizaciones de Estados Unidos de apoyar a las elites locales en un plan para derrocar a Maduro, quien fue electo el año pasado, como sucesor de Hugo Chávez, después de su muerte, de acuerdo con nuestro socio informativo PanAmericanPost.

Ackerman suplicó: “Señor Presidente, por favor imponga las sanciones”.

VEA NUESTRO REPORTAJE EN VIDEO AQUÍ:

Contacta a Marianela Toledo en Marianela.Toledo @ FloridaWatchdog.org o en Twitter @mtoledoreporter @flwatchdogespan.

Rob Port is the editor of SayAnythingBlog.com, a columnist for the Forum News Service, and host of the Plain Talk Podcast which you can subscribe to by clicking here.

Top