Aumenta el número de cubanos que llegan a Estados Unidos

ANTES Y AHORA: En 1980, Marines estadounidenses ayudan a cubanos a salir de una de las embarcaciones de refugiados que llegaron a Florida.

Por Marianela Toledo | Florida Watchdog

MIAMI —Exiliados cubanos, se están apresurando a llegar a la costa de Estados Unidos, una vez más.

Las estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés), muestran que 22,755 cubanos indocumentados llegaron a los Estados Unidos por tierra o por mar durante el último año fiscal. La cifra representa un aumento del 20 por ciento en comparación al año anterior, pero representa el doble del número registrado en 2012.

Jorge Armando Martínez, de 28 años, dejó a su familia y a su hija de 2 años de edad, el pasado febrero para hacer el viaje de 90 millas que separa a Cuba de Florida. Eligió una tabla de windsurf para hacer el viaje.

Él dijo que planeaba hacer el viaje en cinco horas. Tenía una botella de agua, un par de caramelos y una brújula para guiarse.

Pero ese viaje de cinco horas se convirtió en cuatro días en el Estrecho de la Florida.

ESTO OCURRE AHORA: Jorge Armando Martínez arriesgó su vida en el mar durante cuatro días para poder darle un futuro mejor a su hija.

“Unos pescadores me encontraron cerca de Cayo Marquesas y cuando llegué a la orilla ya (me) estaba esperando la Guardia Costera” le dijo Martínez a Florida Watchdog. “Allí me atendieron y me llevaron al hospital. Estaba deshidratado y me dijeron que deliraba un poco”.

¿Por qué arriesgo su vida para venir a Estados Unidos?

“En Cuba no tenía futuro, ahora mismo no hay ni quien viva ahí. Pasas una vida entera, y llegas a viejo sin tener la esperanza de poder comprarte nada, ni darle ningún futuro a tus hijos”, agregó Martínez.

En Cuba, antes de abandonar su empleo para dedicarse a practicar windsurf para su viaje, trabajaba de maestro por un salario de 240 pesos cubanos, lo que representan 12 dólares al mes.

Pedro Roig, Investigador adjunto en el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami dijo que no está sorprendido por el incremento en el número de personas que tratan de salir de Cuba y de llegar de forma segura a los Estados Unidos.

“Aunque no creo que se trate de un éxodo, porque no llega a alcanzar las proporciones que tuvieron antes, donde el número (de recién llegados) era de 100 mil, ese un número alto” dijo Roig refiriéndose a la última estadística de arribos. “Y creo que tiene que ver con la manera en que el cubano, sobre todo joven, está recibiendo información que antes no había, al nivel que existe en estos momentos”.

A pesar de que los jóvenes en Cuba tienen un acceso limitado a Internet, las avenidas de información “se están abriendo”, dijo.

Dijo que los jóvenes “están viendo que existen oportunidades de vida que a ellos les niega en este momento el sistema (comunista)” agregó Roig.

Y no es sólo se trata de la información que ven a través de internet, sino la que escuchan ‘boca a boca’.

En 2009, el presidente Obama levantó parte de las restricciones impuestas a viajeros cubano-americanos con familia que todavía viven en la isla, y el flujo de viajeros aumentó.

En 2012, más de 350.000 cubano-americanos visitaron su tierra natal, mientras que en 2004 el numero alcanzaba los 209.000.

“Los familiares que viven aquí van de visita allá y les cuentan sobre las oportunidades que tienen y cómo viven, y eso les hace querer progresar, y querer irse”, dijo Roig.

Photo courtesy of Jorge Armando Martinez

RECUPERANDOSE: Martínez dice que los encontraron deshidratado y delirando.

José Azel, autor del libro ‘Mañana in Cuba’ y también analista el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami, piensa que el incremento reciente de cubanos llegando a Estados Unidos se debe a las fallidas políticas de Raúl Castro.

“Hace unos años, Raúl Castro elevó las expectativas del pueblo cubano, al hacerlos pensar que se iba a llevar a cabo una reforma económica, y que las oportunidades iban a mejorar”, dijo Azel. “Creo que lo que vemos ahora es un desencanto total, con la realización de esas llamadas reformas, que no van a cambiar la situación económica en Cuba”.

A diferencia de otros inmigrantes, que llegan al país sin documentos legales, los cubanos que pisan suelo estadounidense se acogen a la Ley de Ajuste Cubano. Una ley aprobada por el Congreso el 2 de noviembre de 1966, que les permite acceder a una residencia y luego a la ciudadanía estadounidense. Sin embargo, si los cubanos son interceptados en altamar son repatriados a la isla.

VEA NUESTRA ENTREVISTA

Rob Port is the editor of SayAnythingBlog.com, a columnist for the Forum News Service, and host of the Plain Talk Podcast which you can subscribe to by clicking here.

Top